6 mayo Novia en marcha 2

Por Quiteria Franco

Hay demasiados problemas como para ocuparse de esas cosas…” Frase muy común, cuando se habla desde una posición egoísta y egocéntrica.

 

Todos aseguran que Venezuela vive una dictadura, otros, que se está librando una guerra, que no hay calidad de vida como en un país normal, que se vive en medio de una masacre por parte del estado contra quienes piensan diferente. No discuto ni dudo ninguna de las afirmaciones anteriores. Por el contrario, estoy totalmente de acuerdo… pero… ¿Cuándo los derechos del colectivo LGBT serán una prioridad en Venezuela?

 

La situación de conflicto entre la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia, derivado del conflicto político nacional y la ausencia de separación de poderes y un verdadero estado de derecho nos tiene el país detenido; eso sin mencionar la parálisis económica, la situación de salud, y una larga lista de problemas muy reales y otros tantos de mucha gravedad.

 

No obstante, hasta en las peores circunstancias la vida sigue, la gente no se pude parar por razones individuales, porque hay que seguir buscando trabajo, dinero y comida para comer. Seguir estudiando y formándose para un mejor futuro, la gente sigue casándose, las obras de teatro se siguen presentando, las películas de cine se siguen estrenando y así, todo continúa de alguna u otra manera.

 

Recolección de firmas

Amnistía Internacional ha iniciado una campaña de recolección de firmas que serán llevadas al Consejo Nacional Electoral, por este el ente responsable del Registro Civil y Electoral, mientras que el Saime es el ente ejecutor de los procesos de identidad.

 

El pasado jueves 1 de junio acompañé una jornada de recolección de firmas durante la inauguración de la obra de teatro aéreo “Mar y conerías mías” de Diego López, que por cierto recomiendo ampliamente. Varias personas se negaron a firmar y además borraron sus firmas de la planilla argumentando sentir  molestia de que una organización como Amnistía Internacional se esté ocupando de ese asunto habiendo tantos problemas en Venezuela.

 

Otros expresaron molestia porque la planilla  está dirigida a la rectora Sandra Oblitas. Y otros en su paranoia y rechazo a este gobierno se molestaron porque una de las imágenes es la de un hombre vestido con una camisa roja y tiene el brazo izquierdo levantado. Imagínense ustedes el nivel de intolerancia al que hemos llegado que hasta en algo tan inocente ven engaño y sospechan de todo.

 

Ahora bien, así veo yo las cosas y reflexiono al respecto. Amnistía Internacional se ocupa de muchos asuntos en Venezuela y en el mundo, basta con visitar su página web y verán los diferentes pronunciamientos, llamados de emergencia, declaraciones de prisioneros de conciencia, publicación de informes con diferentes temas, tiene campañas contra el acoso escolar, contra la tortura, contra las detenciones arbitrarias, contra la violencia hacia las mujeres, contra la discriminación y solo una a favor de las personas trans.  De manera que el argumento se cae facilito. Amnistía Internacional se ocupa de muchos temas al mismo tiempo.

Independientemente de lo que personalmente pensemos de Sandra Oblitas, de su preferencia política, ella es quien está al frente de la institución a donde debemos dirigir nuestras acciones a favor de los derechos humanos. Las organizaciones de Derechos Humanos siempre estaremos en el lado opuesto de los gobiernos cuando hay violaciones de derechos humanos pero es con ellos con quienes debemos lidiar para que esas violaciones cesen y no sigan ocurriendo.

 

Una vez más, creo que debemos hacer un trabajo individual sobre nuestras emociones ya prender a manejarlas. Veo con mucha preocupación ese rechazo a todo lo que tenga que ver con el gobierno y sus instituciones que nos ha llevado a desconfiar de todo y de todos.  No podemos ir por la vida actuando de manera visceral.

 

Repito lo que mencioné antes en otro escrito, no podemos seguir en las calles quejándonos y reclamando al gobierno los 18 años de discriminación política, por pensar diferente, por no estar de acuerdo en la manera cómo se ha llevado la nación y por otro lado seguir discriminando a las personas lesbianas, gays y bisexuales por su orientación sexual y a las personas trans por su identidad y expresión de género.

 

No podemos seguir en las calles exigiendo respeto y defendiendo nuestros derechos humanos y seguir negándolos a las personas LGBTI. No podemos comenzar a hablar de crímenes de odio por razones políticas y seguir sin reconocer legalmente los crímenes de odio contra personas LGBTI por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género.

 

Una nueva República deberá incluirnos a todos, independientemente de nuestra preferencia política, orientación sexual, identidad y expresión de género.

 

La chica que fue a la marcha con su vestido de novia

Así como la chica en vestido de novia que pasó por la marcha antes de ir a la iglesia; la gente, a pesar de la situación, sigue su vida. La gente se sigue casando, niños siguen naciendo, las personas trans siguen siendo asesinadas y su situación, además de padecer los mismos problemas de todas las personas en el país se ve agravada por no tener una cédula de identidad que se ajuste a su apariencia física y a su identidad de género auto-percibida. Su situación de salud se ve igualmente afectada por la falta de las hormonas que deben tomar como parte de su tratamiento de transición.

 

Las parejas del mismo sexo, las familias homoparentales, queremos casarnos, queremos poder darle a nuestras familias la protección legal que se merecen y que solo el matrimonio y las uniones de hecho otorgan.

 

Apoyar su solicitud de cambio de nombre no le quitará tiempo a ningún venezolano, tampoco les impedirá seguir luchando por el país.  Hay que demostrar que los venezolanos queremos una nación libre de todo tipo de discriminación, que nadie más se quede por fuera de esta nueva sociedad que tratamos de construir, con una real y verdadera inclusión social.

 

Quiteria Franco

Título original: “Hay demasiados problemas como para ocuparse de esas cosas…”

rtículo publicado en el sitio web  http://quiteriafranco.blogspot.com

Para ver el material original, haz click aquí.